Consejos para emprender durante este verano

Ha comenzado el verano y tendemos a pensar en cómo poder poner en marcha nuestro sueño. Si estás comenzando a pensar en tu propio negocio, si tienes una idea, pero te preocupa que no sepas lo suficiente, quizá es bueno que leas este artículo.

Muchos grandes negocios han carecido en sus inicios de un plan que lo soportara o que definiera los pasos a abordar, palabras como plan o estrategia no existían cuando se puso en marcha la idea. Lo que si había era una determinación por generar un negocio a través del trabajo y el esfuerzo y quizá algo de preparación previa ayude a evitar noches de insomnio. Muchas personas tienen todas las herramientas que necesitan para iniciar una pequeña empresa, pero están tan preocupadas por seguir las reglas y hacer lo correcto, por no ofender a la gente que toman demasiadas precauciones.

Si tienes una idea para un negocio, antes de que te obsesiones con estar perfectamente preparado, o leer todos los libros de empresa en el mercado, te recomendamos leer estos simples consejos:

Odie la perfección, aprenda de sus errores

Podemos leer todos los libros de gestión, asistir a todos los seminarios y conferencias del mundo sobre emprender, pero al final…tenemos que actuar. Tenemos que tomar las riendas y ponernos en marcha. Tomaremos muchas decisiones, unas buenas, otras sencillas pero la mayoría complejas y sobre todo nos equivocaremos, cometeremos errores, así que tenemos que entender que de los errores y las equivocaciones obtendremos el mayor aprendizaje y crecimiento.

Conócete a ti mismo

Los propietarios de pequeñas empresas son propensos a crear mecanismos de adaptación: aprenden de sus errores, evitan sus sentimientos de odio, persiguen sus sueños. No importa cómo sea de sólida la idea que tiene en mente, lo importante es centrarse en eliminar la mayor cantidad de puntos de presión como sea posible.

Comprometerse con su negocio, no con sus inseguridades

La gente empieza su empresa por una variedad de razones. Algunas de esas razones son nobles, algunas están alimentadas por fantasías…Sea como sea, no importa el motivo, al final el compromiso debe ser real con el negocio, no con celos o ira. Olvídate de esos pensamientos que sólo te traerán disgustos y te alejarán de sus objetivos.

La creación de un negocio es un sin fin de pequeños pasos

Puedes organizarlo todo, no hacer nada, preguntándose si su negocio va a prosperar o, puedes comprometerte a tomar medidas concretas y realistas todos los días para construir su negocio.

Tenga confianza y confíe en ti mismo

Los negocios, y por extensión, la vida tiene que ver con la confianza. Puedes tener una idea increíble, pero si no crees en ella y en tí, nunca la harás realidad. Si «todo» lo que tienes es una idea que te apasiona, ¡enhorabuena! Tienes todo lo que necesitas para empezar un negocio que podría cambiar el mundo.