Códigos de estado HTTP

¿Sabías que Internet tiene su propia manera de comunicarse con nosotros? Sí, puede sonar extraño, pero es capaz de “contarnos” qué le ocurre.

Por supuesto, no lo hace como una persona, sino con códigos de error que indica su estado en cada momento.

Así que si navegas con asiduidad, es importante conocerlos porque cuando aparezcan sabrás qué significan y cómo actuar.

Y si tienes una web, ¡no puedes permitírtelos! Te quitan visitas y dinero…

Razones de sobra para no irte sin leer este post. 😉

 

¿Qué son los códigos de estado HTTP?

Como su propio nombre indica, son claves que usan el navegador y el servidor para comunicarse entre ellos.

Algo así como un lenguaje propio entre computadoras.

Pero, ¿qué tienen que hablar 2 máquinas? Como te decimos más arriba, el estado en que se encuentran en cada momento.

Para entender esta última parte, ayuda conocer cómo se agrupan estos códigos en función del número por el que empiezan:

  • 1: La petición se ha recibido y el proceso sigue.
  • 2: Todo ha ido bien.
  • 3: sobre todo indican redirecciones.
  • 4: el problema está en el lado del cliente.
  • 5: el problema está en el lado del servidor.

En resumen, son una manera de saber en qué estado se encuentras las peticiones que se hacen.

 

Los principales códigos de errores y qué significan

Nos apostamos un gamusino de oro a que de todos ellos, los que más te suenan son los que empiezan por 3, 4 y 5.

Y como de todos esos los que más dolores de cabeza dan son los 2 últimos, a continuación te contamos qué significan y así, saber cómo solucionarlos.

 

1. Error 40X

Como hemos visto, todos los códigos de error que empiezan por 4 indican que el problema lo tienes tú.

¿Qué has hecho mal? Eso depende del último dígito.

 

Error 400

Conocido con el sobrenombre de bad request, indica que el servidor no puede procesar la petición porque la sintaxis es errónea.

Vamos, que no entiende lo que dices.

Algunos de los motivos más comunes por los que aparece son:

  • Las cookies almacenadas en tu navegador están corruptas.
  • El navegador no manda bien la información.
  • Te has equivocado al escribir algo.

Así que para solucionarlo, borra tus cookies y revisa todo.

 

Error 401

El “apellido” de este código es unauthorized y como indica, significa que no tienes permiso para acceder al recurso.

Es decir, que el administrador ha bloqueado el acceso y solo puedes llegar a él si tienes credenciales.

Por suerte la solución es sencilla: consigue un usuario y clave válidos y desaparecerá.

Y si los tienes y sigue saliendo, comprueba que son correctos.

 

Error 403

Muy parecido al código anterior, pero con un matiz importante.

En resumen, indica que todo ha ido bien pero se niega a responder tu petición (de ahí el nombre de forbidden).

Para solucionarlo, debes ponerte en contacto con el administrador del sitio y preguntarle por qué no puedes acceder.

Y si es tu web la que envía este código de error, revisar el archivo .htaccess suele ser una buena idea.

 

Error 404

El error 404 es uno de los más habituales y el que a todo el mundo le viene a la cabeza cuando se habla de este tema.

Y, ¿qué indica? Algo tan sencillo como que no existe eso a lo que quieres acceder.

Nuestro consejo es que revises la dirección y compruebes que está bien escrita, aunque no descartes que el administrador del sitio lo haya borrado (y ahí, no existe solución).

Y mucho ojo si tu página tiene este tipo de error… Mata tu SEO.

 

2. Error 50X

Dejamos a un lado los códigos de estado que acusan al usuario y nos centramos en los que indican que el problema lo tiene el servidor.

Importante esto porque en la mayoría de ellos, si no es tu web poco puedes hacer para solucionarlos.

 

Error 500

El error 500, conocido también como internal server error, es uno de los códigos más comunes y por desgracia, de los más complicados de solucionar.

Y no porque sea difícil de reparar, sino porque no indica qué lo provoca.

Así es, en ningún lado se indica el motivo de este error y por tanto, te toca a ti averiguar el motivo.

Consejo: siempre es buena idea empezar revisando los permisos y el archivo .htaccess.

 

Error 502

Si no usas un proxy para navegar por Internet, en principio no tienes que preocuparte por este código de error.

Pero en caso contrario, debes saber que significa que el servidor al que quieres acceder no responde de forma correcta al proxy.

Lo primero que debes hacer si aparece este número en tu pantalla, es asegurarte de que el proxy está bien configurado.

Y sobre todo, que ambos usen el mismo protocolo de intercambio de datos.

 

Error 503

Aunque nunca es una buena noticia recibir un código de error mientras navegas, si tiene que pasar lo ideal es que sea este.

Para entender por qué decimos algo así, lo primero es que conozcas su nombre: service temporarily unavailable.

O lo que es lo mismo: servicio temporalmente no disponible.

¿Y qué tiene eso de bueno? Pues que es temporal. Es decir, que se sabe que el error lo provoca algo que no se extenderá en el tiempo.

Lo normal es que deba a un pico de visitas que el servidor no puede manejar o incluso a un mantenimiento programado.

Así que lo único que puedes hacer, es esperar (o contratar un plan superior de hosting en el primer caso).

 

Error 504

Conocido con el sobrenombre de gateaway timeout, significa que el servidor al que quieres acceder, ha pedido información a otro y ese segundo está tardando mucho en responder.

Suele ocurrir si la conexión entre ambos es de baja calidad o si su tiempo de espera es demasiado bajo.

 

Estos son los principales códigos de error HTTP

Por supuesto, hay muchos más pero estos son los más comunes.

Esperamos que este post te ayude a solucionar estos problemas y si es así, nos puedes devolver el favor compartiéndolo en tus redes sociales.

Así ayudas también a tus amigos. 😉