Soporte Área clientes

Estrategias de precios en tu tienda online

Cuando se lanza al mercado un negocio online una de las cuestiones más importantes que se nos presenta es establecer una estrategia de precios competitiva.

Las empresas que están en internet,  deben fijar sus precios competitivos en base al análisis y con criterios de rentabilidad, para lo que es necesario centrarse en unos aspectos empresariales concretos.

Superar a nuestra competencia con tácticas de precios.

  • Ser competitivo y rentable

Lo primero que hay que hacer es atender a nuestros costes, sin embargo, nuestros costes y los precios de los competidores son fuerzas contrapuestas que inciden en los precios de los productos.

Si nuestros precios no pueden ser tan competitivos como los de la competencia, tenemos que analizar nuestra cadena de valor y sus costes asociados para optimizarla y, así, poder ofrecer precios más bajos a nuestros clientes. Este análisis debe realizarse con criterios de rentabilidad para lograr una competitividad sostenible y a largo plazo.

  • No infravalorar nuestros productos

Incluso si puedes vender tus productos a un precio muy competitivo en comparación con los de tus competidores, no es bueno pasarse. Lo mejor que se puede hacer es vender por debajo del segundo competidor más barato, de este modo, apareceremos en los motores de comparación de compras, bien posicionados, y nuestros márgenes mejorarán.

  • Analizar las estrategias de precios a nivel de marca de nuestra competencia

En el e-commerce los precios vienen determinados por la categoría. De este modo, tenemos que buscar el método de la agregación, es decir, agrupar productos bajo una determinada categoría y calcular su rendimiento global en términos de precios para cada sitio. Calcular un valor de índice para el nivel agregado de una categoría nos proporcionará una idea del desempeño de una empresa teniendo en cuenta la política de precios para una determinada categoría frente a sus competidores.

Estas son algunas de las tácticas que podemos aplicar para optimizar nuestros precios respecto a nuestra competencia, pero no son las únicas opciones de las que disponemos.