¿Qué ficheros se deben de subir a la Nube?

La Nube, y más concretamente los servidores en la Nube, han cambiado la relación que existe entre empresas y el mundo de la tecnología. Cualquier tipo de aplicación puede subirse a la Nube con total garantía, pero una de las mayores dudas que tiene una empresa a la hora de apostar por ella es qué archivos, aplicaciones y procesos deben subir.

En este punto, la clave es ir migrando poco a poco. Especialmente si es la primera vez que la empresa esta externalizando sus servicios IT. Intentar migrar los servicios poco a poco e ir adaptándose al nuevo modelo cloud. Lo mejor es empezar con servicios que no son críticos para el negocio y una vez que la compañía esté adaptada y haya realizado las pruebas pertinentes, migrar servicios y aplicaciones más complejos. No es aconsejable subir a la Nube todos los procesos a la vez. Tenemos que tener cosciencia de que tenemos que adaptarnos a administrar nuestros recursos IT como un servicio, y esto supone una nueva metodología de trabajo. Con un modelo cloud las preocupaciones técnicas se reducen casi a cero. ya que un proveedor se encarga de su asistencia. Todo está listo para usarse, de modo que los departamentos de IT pueden centrarse realmente en lo que es su negocio.

Los servidores en la Nube ofrecen ventajas como flexibilidad en términos de gestión de recursos técnicos. El principal atractivo de la Nube es que pagas por lo que utilizas, así que si decides no trabajar con alguna aplicación específica, es tan fácil como no usarla y por consecuencia, no pagarla. No es necesario pagar por algo que no utilizas, ni tienes que hacer contratos con terceros, es decir, la Nube se adapta siempre a las necesidades que tenga tu negocio.

Con el fin de implementar una migración gradual, es necesario analizar qué áreas, procesos o aplicaciones pueden sernos útiles migrarlos en la Nube y cuáles se adaptan mejor a nuestras necesidades. Las pymes no siempre son capaces de determinar correctamente estas necesidades, pero un proveedor de servicios nos dará buenos consejos para mejorar el desarrollo de las soluciones en la Nube.

Otra de las preocupaciones a la hora de migrar a la Nube es la seguridad y saber lo fiable que resulta depositar los datos de nuestro negocio en un proveedor externo. Sin embargo, la falta de seguridad de la Nube es un falso mito. Los servidores cloud disponen de las tecnologías más avanzadas de seguridad y cuentan con equipos que trabajan 24h los siete días de la semana monitorizando el servicio y asegurando su estabilidad y rendimiento.

Las pymes y los servidores cloud tienen en común una característica, la flexibilidad. Ambos responden rápidamente a los cambios en sus respectivos entornos, haciendo de la combinación Nube-Pymes el equipo perfecto.